San Juan de Amamio es una preciosa ermita románica del siglo XII que domina una pronunciada ladera entre las localidades de Araia y Albéniz. A pesar de que los habitantes de Amamio abandonaron su aldea y se trasladaron a los pueblos del valle en torno al siglo XIV, debido probablemente a la incomodidad de la ubicación y a la dificultad del cultivo de la zona en desnivel, la iglesia se ha mantenido, con más o menos dificultades, hasta nuestros días.

Además de la bella ventana absidial, en cuyos capiteles vemos un águila de frente con las alas extendidas y dos cuerpos de león que comparten la cabeza en esquina, todavía se conservan otros restos románicos de gran interés, como la línea de canecillos que rodea el edificio y los bien labrados sillares que conforman sus muros. Sin embargo, debido a la presión que el sedimiento de la montaña ejerció sobre el muro norte, tras años de acumularse sin que nadie lo retirara, la iglesia sufrió severos movimientos que condujeron a un derrumbe parcial de la estructura, con lo cual se quedó sin la bóveda de cañón apuntado y sin la portada, ubicada al sur. Tras la reconstrucción, se rehizo la puerta con los restos de alguna de las arquivoltas que tuvo que tener la portada románica, perdiéndose el resto para siempre… ¿o no?

Antigua portada de la ermita.

Recientemente, tras una visita pormenorizada a la iglesia, pudimos localizar los restos de la portada del templo medieval que se perdió tras el derrumbe. Y estaba mucho más cerca de lo que se podría pensar. En el interior de la ermita, hoy desvestida de retablos y mobiliario litúrgico, a la altura del presbiterio, resisten los restos de dos columnas rematadas en dos hermosos capiteles coronados por una cornisa con roleos vegetales. Sobre ellos, se aprecia el arranque de un arco con las mismas estrías que tiene el arco rehecho de la puerta actual del templo. Este vestigio había sido identificado hasta el momento por otros investigadores como los restos de un arco triunfal que servía de acceso al presbiterio, a pesar de que son varios los indicios que nos empujan a pensar que se trata del lado izquierdo de la antigua portada, rescatada de entre los escombros y conservada por los vecinos de antaño en el interior de la propia ermita.

De los dos capiteles conservados de la antigua portada, uno de ellos muestra decoración vegetal, mientras que en el otro se representa una de las escenas más curiosas y expresivas de todo el románico alavés: un pecador con túnica que se agarra las vestiduras mientras un par de demonios con garras y rostros animalescos se lo llevan arrastras sosteniéndolo de los brazos y tirándole del pelo. Todo un ejemplo de la maestría que alcanzaron los escultores del taller que trabajó en San Juan de Amamio y toda una advertencia contra una vida de pecado que finalmente tendría sus consecuencias.

Este descubrimiento a plena luz del día nos muestra cómo, en muchas ocasiones, resulta difícil interpretar la historia de los edificios y las idas y venidas que éstos han sufrido a lo largo del tiempo. Que un elemento arquitectónico o escultórico se encuentre hoy en una ubicación concreta no significa que ésta lo haya sido desde los inicios de su creación. Así, en San Juan de Amamio se ha dado el caso de que la antigua portada de esta bella ermita estaba oculta ante los ojos de todos, confundiendo sus capiteles con los de un inexistente arco triunfal del ábside. Y es que a veces, aunque parezca imposible, el patrimonio se mueve.

 

Suscríbete a nuestra lista de correo

Para recibir correos electrónicos con las novedades de Álava Medieval, rellena el formulario hacienco click aquí.

¡Te has suscrito correctamente!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Más información

Cookie es un fichero que se descarga en su ordenador al acceder a determinadas páginas web. Las cookies permiten a una página web, entre otras cosas, almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación de un usuario o de su equipo y, dependiendo de la información que contengan y de la forma en que utilice su equipo, pueden utilizarse para reconocer al usuario.. El navegador del usuario memoriza cookies en el disco duro solamente durante la sesión actual ocupando un espacio de memoria mínimo y no perjudicando al ordenador. Las cookies no contienen ninguna clase de información personal específica, y la mayoría de las mismas se borran del disco duro al finalizar la sesión de navegador (las denominadas cookies de sesión). La mayoría de los navegadores aceptan como estándar a las cookies y, con independencia de las mismas, permiten o impiden en los ajustes de seguridad las cookies temporales o memorizadas. Sin su expreso consentimiento –mediante la activación de las cookies en su navegador– alavamedieval.com no enlazará en las cookies los datos memorizados con sus datos personales proporcionados en el momento del registro o la compra. ¿Qué tipos de cookies utiliza esta página web? - Cookies técnicas: Son aquéllas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido o compartir contenidos a través de redes sociales. - Cookies de personalización: Son aquéllas que permiten al usuario acceder al servicio con algunas características de carácter general predefinidas en función de una serie de criterios en el terminal del usuario como por ejemplo serian el idioma, el tipo de navegador a través del cual accede al servicio, la configuración regional desde donde accede al servicio, etc. - Cookies de análisis: Son aquéllas que bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos. Cookies de terceros: La Web de alavamedieval.com puede utilizar servicios de terceros que, por cuenta de XXXXX, recopilaran información con fines estadísticos, de uso del Site por parte del usuario y para la prestacion de otros servicios relacionados con la actividad del Website y otros servicios de Internet. En particular, este sitio Web utiliza Google Analytics, un servicio analítico de web prestado por Google, Inc. con domicilio en los Estados Unidos con sede central en 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, California 94043. Para la prestación de estos servicios, estos utilizan cookies que recopilan la información, incluida la dirección IP del usuario, que será transmitida, tratada y almacenada por Google en los términos fijados en la Web Google.com. Incluyendo la posible transmisión de dicha información a terceros por razones de exigencia legal o cuando dichos terceros procesen la información por cuenta de Google.

Cerrar